04 Abr

Asesoría online versus asesoría tradicional

Asesoría online y asesoría tradicional diferencias

Diferencias entre la  asesoría online y la asesoría tradicional. Si ahora es cuando comienzas a adentrarte en el mundo empresarial, es posible que no las conozcas.

La asesoría online nace como respuesta a las nuevas tecnologías, nuestra nueva forma de entender el mundo e interactuar. Por otro lado, el desarrollo de servicios de asesoría y gestoría de forma virtual ha sido posible tras la obligatoriedad de presentación telemática de documentos tan importantes como los correspondientes a Hacienda y la Seguridad Social.

En realidad, la única diferencia con respecto a las asesorías tradicionales es que las asesorías online no cuentan con una oficina física, realizando todas las gestiones a través de internet, vía email o vía telefónica.

Asesoría online

En las asesorías tradicionales, aunque gran parte de ellas cuenta con web propia, todos los servicios se realizan de forma presencial. Por lo tanto, el cliente deberá desplazarse a la oficina física de la asesoría para entregar sus facturas, comprobar que los formularios de hacienda han sido completados de forma correcta, etcétera.

Por tanto, una de las ventajas más destacadas de la asesoría online es que permite a sus clientes recibir un servicio sin moverse de casa o de su oficina. Los asesores online como SuContable cuentan además con diversas herramientas informáticas que permiten dar un mejor y más completo servicio a los clientes.

Si el cliente no trabaja con ningún programa de facturación online, podrá presentar las facturas físicas escaneadas. Para que la comunicación sea aún más fluida y para que el cliente se sienta como en casa, en SuContable contamos con una “Zona de clientes” donde el cliente puede acceder y visualizar todos los datos y gestiones realizadas por su asesoría online.

Por otro lado, puede que la mayor ventaja de una asesoría online sea su coste, ya que resulta mucho más económico que contratar servicios con una asesoría tradicional. Esto es bastante lógico ya que la “deslocalización” de las asesorías online conllevan un ahorro considerable en relación al alquiler de un local y su correspondiente mantenimiento y gastos asociados. Puesto que estas empresas virtuales le cuestan menos al empresario, éste puede ofrecer mejores precios a sus clientes.

Puede que algunas personas prefieran un trato cercano con su asesor fiscal y crean que la única forma de conseguirlo es acudiendo a una asesoría tradicional. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Una asesoría online puede ofrecer un trato tan cercano como una tradicional ya que gracias a los diferentes medios de comunicación, asesor y cliente pueden interactuar de forma personal (aunque no presencial) en cualquier momento.