24 May

Autónomos Tarifa Plana

Si estás pensando en darte de alta como autónomo o si ya lo eres, deberías conocer las nuevas características de la cuota mensual de la Seguridad social.

A continuación os contamos todas las características de la Tarifa Plana para autónomos, incluyendo las novedades más recientes.

– ¿En qué consiste la Tarifa Plana para autónomos?

Desde que se aprobara en 2013, la Tarifa Plana para autónomos, cuyo objetivo es impulsar el autoempleo, ha sufrido diversas modificaciones en relación a las reducciones y bonificaciones.

En cualquier caso, esta Tarifa Plana constituye una notable rebaja de la cuota mensual para la Seguridad Social que han de pagar los autónomos, aunque dicha reducción es temporal. Eso facilita el comienzo de aquellos que deciden emprender su carrera o actividad profesional como autónomos, ya que podrán comenzar a trabajar por tan sólo 50 euros mensuales, que es la base mínima de cotización. Esto supone una reducción del 80% del coste original de la cuota de autónomo.

Asesoría para autónomos

Esa cuota reducida para nuevos autónomos se mantiene durante los primeros 6 meses de actividad. Pasado ese periodo, la cantidad irá aumentando de forma progresiva hasta alcanzar la tarifa estándar, que en la actualidad supera los 260 euros. Concretamente, tras los 6 primeros meses la cuota asciende hasta 134.06 euros/mes, lo que constituye una reducción del 50% que se podrá disfrutar durante otros 6 meses; el siguiente “nivel” conlleva el pago de 186.25 euros mensuales durante los próximos y últimos 6 meses, en los que la reducción disminuye hasta el 30%. Tras este periodo, con el que se sumarían un total de 18 meses, termina la bonificación para los hombres mayores de 30 años y para las mujeres mayores de 35. Sin embargo, el 30% de reducción de la Tarifa Plana se extiende hasta los 30 meses posteriores al alta como autónomo para hombres y mujeres menores de 30 y 35 años, respectivamente.

– ¿Qué requisitos existen para poder acogerse a la Tarifa Plana?

No todos los autónomos pueden acceder a la Tarifa Plana. Sólo podrán hacerlo aquellos que cumplan los siguientes requisitos:

– Ser un “nuevo” autónomo. Es decir, no haber estado dado de alta como autónomo durante los cinco años inmediatamente anteriores.

– No ser autónomo colaborador (familiar), ya que esa categoría cuenta con bonificaciones propias.

– No haber recibido nunca una bonificación de la Seguridad Social como autónomo.

– No ser administrador de una sociedad mercantil.

Antaño, la Tarifa Plana para autónomos era aplicable única y exclusivamente a autónomos que no tuvieran trabajadores contratados. Afortunadamente, ese requisito ha sido eliminado, por lo que aquellos que requieran contratar personal para poner en marcha su proyecto, también podrán beneficiarse de esta Tarifa Plana.